PROYECTO

Extensa red de carriles bici y mejora del acceso a bicis con asistencia eléctrica

IDEA SELECCIONADA

La idea planteada propone la creación de una extensa red de carriles bici, que aumente los ya existentes y cree conexiones entre los de las principales poblaciones de la isla. De esta manera, el usuario no ve reducido su recorrido al mero ámbito municipal, sino que puede desplazarse de un municipio a otro.

Alberto Dávila González

Para solventar el problema de las cuestas, y hacer esta red accesible a personas de diferente condición física, el visionario propone facilitar el uso de bicicletas con asistencia al pedaleo, en las que el dispositivo proporciona energía al ciclista mientras está pedaleando.

Para favorecer el paso del uso de los vehículos a motor a la bicicleta, así como la adquisición de las bicicletas con asistencia, la idea plantea la creación de un impuesto de retorno, algo implantado ya en varias ciudades europeas, que consiste en el pago al ciudadano usuario de la bicicleta de un dinero por kilómetro de bicicleta recorrido.
Actualmente se está desarrollando la implantación del carril bici entre los municipios de Adeje y Arona, así como entre Santa Cruz y Las Teresitas.

Fortalezas y debilidades

Puntos fuertes de la idea

  • Las condiciones climáticas de la isla de Tenerife son excelentes y permiten la práctica del ciclismo todo el año.
  • Se potencia la práctica de deporte como estilo de vida, lo que repercute en un beneficio para toda la sociedad.
  • Se impulsan los servicios relacionados con la actividad: negocios de alquiler de bicicletas, talleres reparación y venta, alojamientos especializados, empresas de rutas guiadas…
  • Ya existen tramos de carril bici en los que el Servicio Administrativo de Turismo y Proyectos Estratégicos está realizando estudios de viabilidad. Algunos de estos tramos están terminados y otros aún en proceso de finalización, y podrían incluirse en la red que propone la idea (Santa Cruz – Las Teresitas, El Médano – Los Abrigos, Adeje – Arona).

    Puntos débiles de la idea

  • La dificultad de poner de acuerdo a las diferentes administraciones, al superar el ámbito municipal. Además de los ayuntamientos con competencias en este proyecto, para la red insular es necesaria la participación directa del Cabildo de Tenerife.
  • Las bicicletas con asistencia al pedaleo deberán cumplir con la legislación vigente en lo que respecta a velocidades y potencia, según lo establecido en la Directiva 2002/24/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 18 de marzo de 2002 relativa a la homologación de los vehículos de motor de dos o tres ruedas y por la que se deroga la Directiva 92/61/CEE del Consejo.
  • Las bicicletas con asistencia al pedaleo son muy costosas, por lo que los sistemas municipales de préstamo podrían tener dos opciones de uso: 1) limitarse a las convencionales, reduciendo así la accesibilidad del ciudadano común a la red de carriles bici insulares, y 2) cobrar algún tipo de canon al usuario de este tipo de bicicletas, como se hace en otras ciudades del Estado.
  • Las complicaciones de aplicación de un impuesto de retorno por parte de la administración competente, ya sean los ayuntamientos o el Cabildo, puesto que debería ser el mismo para todos los usuarios, sin tener en cuenta su lugar de residencia.
Envía a un amigo


volver a todos los seleccionados