PROYECTO

Los tapones valen mucho

IDEA SELECCIONADA

“Los tapones valen mucho” se presenta como un programa para la recolección de tapones de plástico con el objetivo de financiar diversas acciones solidarias. La visionaria indica que, aunque esto ya se lleva haciendo varios años a través de diversas iniciativas particulares, su idea sería intentar ayudar a que puedan recabar cuanto antes la cantidad de tapones que necesitan para cumplir el objetivo que se han marcado (comprar una silla de ruedas, financiar una operación costosa, etc.)

Eligia del Pilar Domínguez Santana

La visionaria también comenta la posibilidad de que se puedan costear determinadas actividades de ocio o acceder al transporte público a cambio de tapones, de forma que no solo sirva para lograr objetivos más amplios, sino también pequeñas acciones del día a día. Por último también abre la posibilidad de que algunos comercios se unieran a la iniciativa de forma que se pudieran adquirir algunos bienes a cambio de un determinado número de tapones.

Con esto cree que se podría concienciar a la población, en especial con aquellas familias más afectadas por la crisis, de forma que los habitantes de la Isla de Tenerife, tanto los adultos como los niños, sean más solidarios. De esta forma el reciclaje tendría un fin además de ambiental, social.

Desde la Cátedra Ecoembes de Medio Ambiente (cátedra formada por la empresa Ecoembes y la Universidad Politécnica de Madrid), se indica que el origen de esta idea de la compra de tapones de plástico con fines solidarios no parece estar claro. Sí se identifica a la empresa Plásticos Magonsa en Palencia como una de las pioneras en mostrar interés en su compra. Una asociación de personas con discapacidad, Adfys, de Toro (Zamora), fue en el 2007 una de las primeras en utilizar este sistema. En este caso sirvió para la compra de una silla de ruedas, y se basaron a su vez en una iniciativa similar que había tenido lugar en el sur de Francia. La recogida de los tapones de plástico con diversos fines solidarios se comenzó a llevar a cabo como forma de financiar determinadas acciones, muchas de ellas relacionadas con la salud, la adquisición de ayudas técnicas para personas con movilidad reducida o para financiar investigación sobre enfermedades que son consideradas raras por su poca frecuencia en la población.

El plástico de los tapones es fácilmente reciclable, no es tóxico y ocupa menos espacio que los envases, es por eso que se recurre a ellos y no a otros tipos. El pago por tonelada de tapones es de alrededor de unos 300 euros. Es por esto que, a un particular, de forma individual, su recolección le saldría muy poco rentable, pero si puede serlo a través de un grupo, bien sea como una iniciativa que impulsa un particular, o con la colaboración de alguna empresa o institución.

Actualmente no solo son familias o asociaciones los impulsores de esta iniciativa, sino también empresas (como ejemplo SEUR, a través de su Fundación) y Universidades (Universidad Autónoma de Madrid, a través de su programa Erasmus).

Existe ahora mismo una Plataforma que depende del Cabildo de Tenerife denominada “Tenerife solidario”. Se trata de un Programa del Área de Acción Social y Gobierno Abierto y que es gestionado por la Sociedad Insular para la Promoción de las Personas con Discapacidad (SINPROMI). Esta Plataforma, desde el año 1997, promueve, potencia y conciencia sobre el voluntariado y el tejido asociativo en la Isla de Tenerife.

Puesto que se trata de una iniciativa solidaria, se considera que esta podría ser la plataforma adecuada en la que se agrupen las campañas que están abiertas en cada momento, el estado actual y los fines de cada una. El Cabildo tendría la labor de dar difusión a estas campañas, aunarlas dentro de esta Plataforma, en la que existiría un apartado específico para ello. También podría involucrarse en una labor de coordinación de reuniones con los Ayuntamientos de la Isla de Tenerife para que tanto estos como el propio Cabildo, ofrezca alguna de sus instalaciones como punto de recolección de tapones para las diversas campañas, en unos contenedores específicos, como forma de facilitar la acción solidaria a la ciudadanía.

Por otro lado, podría firmar un acuerdo con diversas entidades o empresas interesadas en colaborar en este tipo de campañas, dando su apoyo y “altavoz” a diversas causas solidarias, además de otro tipo de ayudas económicas o en especies.

Por último se estudiaría la posibilidad de llevar a cabo el intercambio de productos o servicios por tapones para diversas causas, como el transporte público.

ANÁLISIS DAFO

FORTALEZA

1. Este tipo de campañas ya tienen probada su aceptación en la sociedad.

POTENCIÁNDOLAS

El Cabildo aprovecharía el camino recorrido de las distintas experiencias para la creación de una plataforma solidaria con distintos agentes sociales.

2. Los tapones son un desecho muy común.

Se favorece el reciclaje de este tipo de residuos, con lo que implica medioambiental y económicamente su separación de otro tipo de residuos. Además de, por supuesto, el propio fin social de estas campañas.

3. Los fines solidarios que persiguen este tipo de campañas suelen movilizar a la ciudadanía.

Con la creación de esta plataforma se canaliza la recolección de tapones en los Ayuntamientos, oficinas del Cabildo o entidades colaboradoras, de forma que se facilita la labor a las personas que quieran participar en ella.

DEBILIDADES

1. Lograr la cantidad de tapones necesarios para cubrir las expectativas de las diferentes campañas.

REDUCIÉNDOLAS

Llevando a cabo una buena campaña de difusión que logre la participación ciudadana y el empoderamiento de la ciudadanía al colaborar en este tipo de acciones solidarias.

2. La gran necesidad de espacio de almacenamiento y el coste del transporte de los tapones recolectados.

Llegando a acuerdos con las empresas participantes para estas acciones de forma que se minimicen o anulen estos inconvenientes.

OPORTUNIDADES

1. El hecho de crear esta plataforma con distintos agentes sociales para un fin solidario.

AUMENTÁNDOLAS

Propiciando más este tipo de plataformas, y aunando esfuerzos por todas las partes implicadas para lograr los fines propuestos.

2. A través de este tipo de plataformas, bien organizadas y definidas, se fomenta la solidaridad en la ciudanía.

Mostrando los resultados de cada una de las campañas, que hayan conseguido o no sus objetivos, como forma de transparencia y empoderamiento de la ciudadanía.

AMENAZAS

1. Si se plantean muchas campañas puede llegar a “agotar” la solidaridad de la ciudadanía.

ANULÁNDOLAS

Haciendo que este tipo de campañas, independientemente del fin que persiga cada una, constituyan una forma de movilizar a la ciudadanía como algo cotidiano. Al igual que se separan otro tipo de residuos, también este tipo de residuo, de forma que colaboran en una causa solidaria y tiene también un beneficio ambiental.

2. No todas las campañas podrán colgarse en la plataforma, porque quizá no todas cumplan los criterios preestablecidos.

Definir claramente los criterios y exponerlos públicamente para que las personas, entidades o asociaciones interesadas puedan valorar el adaptar su campaña a los criterios establecidos para contar con este apoyo.

Envía a un amigo


volver a todos los seleccionados