PROYECTO

Salvemos el semáforo de Igueste de San Andrés, restaurándolo y reutilizándolo como museo albergue de montaña

IDEA SELECCIONADA

La idea propuesta por el visionario se centra en la restauración y acondicionamiento del edificio El Semáforo, situado en Igueste de San Andrés.

El Semáforo de Igueste, también conocido como Semáforo de Anaga, fue una antigua estación de señalización marítima situada a unos 220 m sobre el acantilado de La Atalaya. Su función era la de avisar al personal del Puerto de Santa Cruz de Tenerife, de los barcos que se acercaban, para que tuvieran todo listo para su atraque, y estuvo en funcionamiento hasta 1971.

faro

Sergio Gómez Espejo

Actualmente esta edificación se encuentra en estado de abandono, por lo que se propone la restauración de este edificio y su entorno inmediato, para que pueda ser utilizado como albergue o refugio de montaña.

Además, se propone que esta edificación pase a formar parte de la Red de Albergues de Montaña de Tenerife, que actualmente cuenta con dos albergues; el del Bolico, en el Parque Rural de Teno, y el de Montes de Anaga, también en el Parque Rural de Anaga, como lo estaría El Semáforo.

A El Semáforo se accede por el sendero que parte de Igueste de San Andrés, homologado en la Red de Senderos de Tenerife, como el Sendero PR-TF 5.1 Igueste de San Andrés – El Semáforo, por lo que sería necesario conectarlo a través de los senderos de Anaga, con el albergue Montes de Anaga y con aquellos equipamientos de interés del Parque Rural de Anaga.

La rehabilitación de esta edificación debería mantener la memoria de lo que fue y de la incidencia que tuvo para el avance de las comunicaciones y de la situación estratégica de las islas, al mismo tiempo que dotarla de las comodidades necesarias para su uso como albergue o refugio de montaña. Debería ser un espacio de acceso libre y gratuito para todos aquellos senderistas y excursionistas que se encuentren en el Parque Rural de Anaga, y estar gestionado por el Ayuntamiento de Santa Cruz u otra entidad pública o privada, que se ocupe de su mantenimiento y del control de acceso al mismo.

Independientemente de su gestión, pública o privada (a través de una asociación o federación), el visionario contempla como necesario que el acceso a la pernocta en este albergue sea gratuito, siendo un servicio público que se pone a disposición de todas aquellas personas, senderistas o excursionistas, que lo necesiten, dentro del Parque Rural de Teno, y en un área recientemente declarada Reserva de la Biosfera, lo que aumentaría el turismo en la zona, beneficiando a los pueblos y población de Anaga.

ANÁLISIS DAFO

FORTALEZA

1. La propia edificación de El Semáforo, que en su origen contaba con varias habitaciones, cocina, y sala, así como un horno y un aljibe en su exterior.

POTENCIÁNDOLAS

Desarrollar un proyecto de rehabilitación de acuerdo al uso propuesto como albergue, pero manteniendo y poniendo en valor la historia del edificio.

2. La rehabilitación de una edificación en estado de abandono, con alto valor patrimonial, y que ha sido un elemento importante de la historia de Santa Cruz.

Desarrollar un adecuado proyecto de rehabilitación, que ponga en valor la historia del edificio.

3. La idea contribuye a la rehabilitación del paisaje mediante la recuperación de un edificio en estado de abandono.

Realizando un diseño integrado, que preserve el carácter original de la edificación pero que se adapte en el entorno y emplee materiales autóctonos y duraderos, contribuyendo a su revalorización.

DEBILIDADES

1. El Semáforo se encuentra situado en una ubicación aislada, al que solo se tiene acceso desde de San Andrés, por lo que no resulta un lugar idóneo para ser utilizado como albergue de montaña.

REDUCIÉNDOLAS

Dotar a la edificación del equipamiento necesario para constituir un buen lugar de albergue o refugio, que repercuta en su uso por parte de los senderistas y excursionistas, así como mejorar el sendero de acceso al mismo.

2. Las diferentes entidades implicadas para el correcto desarrollo de la idea, puesto que la propiedad es del Estado, pero la gestión deberá ser del Cabildo o del Ayuntamiento.

Trabajar conjuntamente entre las diferentes entidades públicas, buscando una solución óptima para que este equipamiento pueda ser rehabilitado, y cuente con un uso público.

3. El estado ruinoso y de difícil acceso en el que se encuentra la edificación hace que la inversión necesaria para su habilitación como albergue o posada sea muy costosa.

Realizar un estudio de la demanda para conocer si el uso del sendero y del espacio justifica la inversión que es necesario realizar.

OPORTUNIDADES

1. La reciente declaración del área como Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

AUMENTÁNDOLAS

Aprovechar los mecanismos y fondos puestos a disposición del Plan de Acción de la Reserva de la Biosfera, para la rehabilitación y correcta gestión del equipamiento.

2. La existencia de la Red de Albergues de Montaña en Tenerife, actualmente con solo dos albergues, el de Montes de Anaga y el de Bolico.

Inclusión del albergue El Semáforo dentro de la Red de Albergues, y definición de un adecuado modelo de gestión, que priorice un servicio público gratuito, o por donaciones voluntarias.

3. La existencia de Planes a nivel insular que apuestan por la recuperación de los senderos tradicionales y el patrimonio asociado a ellos.

Asociar la recuperación y difusión del sendero PR-TF 5.1 con la aportación del esta construcción de valor por su singularidad y función, colocando algún panel informativo que ayude a su interpretación en el trazado del sendero y realizar alguna exposición de fotografías antiguas asociadas a la función que desempeñaba esta estructura en el pasado.

AMENAZAS

1. La falta de presupuesto destinado para su correcta gestión y mantenimiento que llevaría al cierre de la edificación, una vez rehabilitado.

ANULÁNDOLAS

Establecer los acuerdos necesarios entre las distintas entidades públicas, así como establecer los fondos destinados a mantener su correcto funcionamiento.

2. Los actos vandálicos que puedan destrozar el edificio, una vez restaurado, debido a encontrarse en una zona aislada.

Definir un adecuado modelo de gestión, que repercuta en un control sobre el acceso al albergue de El Semáforo, y realizar un mantenimiento adecuado según las necesidades.

3. La pérdida de interés de los usuarios de la ruta y en general de los visitantes y habitantes de la isla al considerarlo como un lugar alejado y de escaso valor.

Asociar la presencia de El Semáforo de Igueste a la ruta de senderismo, como un complemento patrimonial que da valor al recorrido y con paneles interpretativos u otros recursos que permitan dar a conocer este equipamiento, que sea valorado y despierte el interés.

Envía a un amigo


volver a todos los seleccionados