PROYECTO

TenerifeSolar: parque solar urbano de Canarias

IDEA SELECCIONADA

La sustitución de los combustibles fósiles (pese a nuestra dependencia de los mismos) por el uso de energías renovables es un proceso necesario para contribuir al descenso de la contaminación de las Islas Canarias, y al camino hacia la sostenibilidad de Tenerife. Pese a nuestra dependencia de los primeros, los esfuerzos por hacer uso de energías alternativas y no contaminantes son patentes desde hace ya varios años.

TenerifeSolar

Oliver Rodríguez Martín

La cantidad de horas anuales de sol en la isla de Tenerife hacen de la isla un lugar perfecto para la instalación de paneles solares: Santa Cruz de Tenerife es la capital española que recibe mayor cantidad de radiación global, según el Atlas de Radiación Solar en España.

La presente idea propone la instalación y uso, en los espacios públicos de la isla, de unas estructuras de diseño artístico en las que se instalan paneles solares. Estas estructuras tendrían unas líneas inspiradas en elementos naturales, y se integrarían en el medio urbano, pudiéndose instalar en plazas, parques, rotondas, aparcamientos y otros espacios de las ciudades, proporcionando lugares de sombra en espacios muy soleados. La energía obtenida se podría vender a la red, y también se propone su utilización en puntos de recarga de vehículos eléctricos.

Además, el visionario propone que el diseño final de las estructuras se decida en un concurso en el que participarían los artistas interesados, y que podría ser convocado por cada uno de los ayuntamientos. De esta forma, cada municipio tendría una imagen diferente en sus infraestructuras fotovoltaicas, y añadiría un valor artístico a aquellos lugares donde se instalasen2.

Por otro lado, mediante la fabricación e instalación de las estructuras se podría contribuir a la creación de nuevos puestos de trabajo que contribuirían al desarrollo social de la isla.

ANÁLISIS DAFO

FORTALEZA

1. Las estructuras propuestas pueden utilizarse para dar sombra en zonas sin cobertura vegetal.

POTENCIÁNDOLAS

Instalar las pérgolas en áreas en las que sea adecuada la creación de zonas de sombra para los viandantes.

2. El mantenimiento de las estructuras es bajo y las celdas fotovoltaicas tienen una duración de décadas.

Llevar a cabo el Plan de Mantenimiento y Limpieza de las instalaciones para asegurar una mayor duración de las pérgolas.

3. La implantación de las pérgolas permitiría dar un paso más hacia la autosuficiencia energética de la isla.

Instalar las infraestructuras en lugares donde se pueda dar un uso directo a la energía que obtengan, como zonas industriales, parque tecnológico o edificios públicos.

4. El aprovechamiento solar constituye una fuente energética gratuita, inagotable y respetuosa con el medio ambiente.

Impulsar actuaciones como la aquí presentada, poniéndola como ejemplo.

5. Actualmente existe una buena percepción social de la energía solar fotovoltaica, lo que puede acarrear opiniones favorables sobre las inversiones que se realicen en este campo.

Difundir y promocionar de manera eficaz las actuaciones que se realicen acerca de la energía solar fotovoltaica en la isla.

DEBILIDADES

1. La instalación de las pérgolas en las rotondas o zonas de paso de vehículos haría que los procesos de limpieza y mantenimiento exigieran un corte del tráfico, afectando a la movilidad de las ciudades.

REDUCIÉNDOLAS

Evitar la colocación de las infraestructuras en zonas aledañas a carreteras, autovías o autopistas.

2. No existe normativa específica para este tipo de estructuras urbanas fotovoltaicas.

Regirse en todo momento por la legislación existente. [

3. La técnica de construcción de los módulos fotovoltaicos es compleja y cara.

Encontrar financiación para la inversión inicial del proyecto.

4. La generación de energía a través de placas fotovoltaicas es escasa, en comparación con otras fuentes.

Darle un uso rápido y directo a la energía obtenida en las pérgolas, como estaciones de carga de dispositivos, recarga de vehículos eléctricos, o iluminación de determinadas zonas de la ciudad.

OPORTUNIDADES

1. La isla de Tenerife tiene más de 300 días de sol al año, uno de los potenciales más elevados de España.

AUMENTÁNDOLAS

Instalar las pérgolas en lugares donde no suela haber cobertura de nubes para conseguir un aprovechamiento total de la radiación.

2. La normativa y planificación de ocupación del suelo indica que las instalaciones fotovoltaicas deben situarse en suelos ya antropizados.

Implantar las pérgolas en tejados de edificios, zonas de aparcamiento y otros espacios urbanos con elevados grados de antropización.

3. El Código Técnico de la Edificación (CTE) exige unas contribuciones mínimas de energía fotovoltaica para la electricidad de edificios de uso especial.

Instalar las infraestructuras en las cubiertas de los edificios que así lo requieran.

4. Uno de los objetivos de la Unión Europea para el año 2020 es que el 20% de la energía producida provenga de fuentes renovables.

Implantar infraestructuras similares a las propuestas para que Tenerife contribuya a conseguir ese porcentaje.

AMENAZAS

1. Llenar la ciudad de infraestructuras artificiales, podría causar un impacto indeseable en el paisaje urbano, cuando lo que se busca es una mayor presencia de elementos naturales.

ANULÁNDOLAS

Instalar las infraestructuras en zonas donde no afecten de manera negativa al paisaje, o en cubiertas de edificios, zonas de aparcamiento de vehículos y áreas portuarias.

2. La energía fotovoltaica es de difícil almacenamiento.

Realizar estudio preliminar sobre los usos que se darían a la energía obtenida en las estructuras, y procurarle una utilización inmediata.

3. Es necesario ocupar mucha superficie para generar cifras importantes de energía eléctrica, y el espacio es algo que no sobra en Tenerife.

Concentrar la instalación de las infraestructuras en zonas urbanas (edificios, aparcamientos, plazas, etc.)

4. Existe una incertidumbre regulatoria futura, puesto que el marco legal vigente en la actualidad ha sufrido modificaciones que podrían darse de nuevo en los próximos años.

Realizar la implementación de las infraestructuras con una visión de aprovechamiento directo e inmediato de la energía obtenida, siempre dentro del marco legal existente.

5. La posibilidad de que las estructuras queden en desuso, lo que produciría un elemento de feísmo en la ciudad poco recomendable.

Asegurar su utilización y sostenibilidad en el tiempo con una planificación basada en las necesidades reales de la isla.

6. Una baja participación en el concurso de diseño puede deslucir el proyecto.

Realizar una labor de difusión y promoción del concurso en los ayuntamientos oportunos y valorar la posibilidad de ofrecer premios o accésit.

https://www.youtube.com/watch?v=dg6FWxjYytk

Envía a un amigo


volver a todos los seleccionados