PROYECTO

7enerife – Tenerife: lugar de encuentro para la ciencia, el conocimiento y la innovación

IDEA SELECCIONADA

La idea visionaria que se analiza en el presente informe propone desarrollar la isla como un espacio cultural, científico y centro de conocimiento mundial, capaz de atraer a científicos e investigadores del Norte de Europa o de la costa Este de Estados Unidos, especialmente en invierno, por el agradable clima de las islas.

l

Colectivo · CIBICAN

Tenerife constituye un entorno idóneo para ser foco internacional de actividades basadas en la promoción del arte, la ciencia y la cultura. Más allá de los evidentes atractivos relacionados con sus características naturales –el mar, la playa y el Teide-, la apuesta de futuro para el desarrollo sostenible de Tenerife deberá ser culturalmente ambiciosa e incluir además el conocimiento, en su sentido más amplio y creativo. Y todo ello en un lugar, Tenerife, centro geopolítico de tres continentes y cruce de diferentes corrientes migratorias.

Debido a la fusión entre diversidad e intercontinentalidad, Tenerife reúne las condiciones naturales, y dispone del potencial para convertirse en lugar privilegiado para el desarrollo de actividades artísticas, culturales y científicas que contribuyan a la creación de conocimiento, a la difusión del mismo y a su aplicación en soluciones innovadoras para el conjunto de nuestra sociedad.

Tenerife dispone de infraestructuras enormemente útiles, algunas todavía en fase de construcción y desarrollo, pero que podrán ser puestas a disposición del desarrollo de la estrategia propuesta. En Tenerife se desarrolla una actividad investigadora relevante y reconocida en algunas áreas del conocimiento –como Astrofísica o Biomedicina-. Tenerife ha apostado por la idea de un Parque Científico y Tecnológico no limitado a una determinada zona, sino bajo el concepto de que la isla entera puede tener esa condición, esa misión y esa ambición. Y Tenerife está en la mejor situación geopolítica para ser protagonista en la transferencia del conocimiento que produce el llamado primer mundo, hacia los denominados “terceros países”, contribuyendo a la distribución del bienestar que se genera en Europa y América por los países desfavorecidos de África, así como conectar los tres continentes por medio de la ciencia y la cultura, como los instrumentos de unión.

La propuesta se plantea como una estrategia de desarrollo apoyada en 7 líneas de acción complementarias, para convertir a Tenerife en un espacio que, aprovechando sus condiciones geográficas, su intercontinentalidad y su naturaleza, promueva la creación y difusión del conocimiento científico y cultural, atrayendo a visitantes y estableciendo las condiciones adecuadas para la creación de trabajo y riqueza basados en el conocimiento:

1) Laboratorio de Invierno

Focalizado en áreas científicas con proyección internacional, sería un laboratorio multidisciplinar capaz de acoger estancias de semanas o meses de científicos españoles y extranjeros. Ello favorecería el intercambio de conocimiento con los investigadores locales y el fortalecimiento de colaboraciones experimentales. Se garantizarían las infraestructuras científicas adecuadas y los medios técnicos necesarios, tanto en equipamiento como recursos humanos, conectando la mejora tradición con la vanguardia.

2) Foro de Estudios Humanísticos

Se trata de la misma idea, en este caso enfocada a estudios humanísticos –filosofía, literatura, historia, arte, sociología, etc.-, y cuyas necesidades de infraestructura son claramente diferentes. La Laguna, como ubicación ideal, dispone de un patrimonio privilegiado en forma de casonas y edificios nobles, que permitirían llevar a cabo esta actividad y desarrollar seminarios, ofrecer acceso a las bibliotecas virtuales internacionales, y crear el espacio idóneo para que investigadores de todo el mundo puedan trabajar en Tenerife, en estancias de duración mínima para permitir resultados significativos, y no meras presencias de fin de semana.

3) Escuela de Iniciación Científica

Centrada en varias áreas (astrofísica, biología, medicina, oceanografía, recursos naturales y medio ambiente, literatura, etc.), tanto estrictamente científico-técnicas, como humanísticas, se trataría de consolidar un “campus estudiantil” donde ofrecer a alumnos desde los 8/10 años y hasta los 15/17, la oportunidad de tomar contacto con la experimentación científica real, fomentando así la vocación por la ciencia y la posibilidad de iniciarse en el conocimiento directo de la literatura, la historia o la creación artística.

Basándose en experiencias similares en otros lugares de Europa –como el X-Lab de Gottingen, en Alemania (www.xlab-goettingen.de)-, podría estar igualmente dirigido a profesores de enseñanzas medias o postgraduados, en forma de cursos de corta duración –desde 1-3 días a varias semanas-.

La escuela constituiría una actividad complementaria a las dos anteriores, beneficiándose de la presencia de investigadores expertos durante sus estancias, y fomentando el encuentro entre jóvenes de los tres continentes.

4) Centro de Innovación del Atlántico

En 1999, el Centro de Innovación de Cambridge (http://cic.us/) era sólo una sala de 250 m² en Kendal Square (Cambridge, Boston). En la actualidad es un edificio de 6.600 m², a pocos metros del edificio central del Instituto Tecnológico de Massachusetts, y en la vecindad de alguno de los centros de investigación más importantes del mundo. Se trata de un espacio dotado de mesas, recursos informáticos y conexiones telemáticas, con la infraestructura y los medios para acoger a emprendedores y pequeñas compañías, facilitándoles la tardea de convertir el conocimiento en empresas.

No existiendo un lugar similar en Europa, Tenerife y, en particular, La Laguna, constituye un entorno adecuado para establecer una “incubadora de incubadores”, bien conectado con las zonas más desarrolladas de dos continentes y próximo a in continente que precisa urgentemente de desarrollo.

5) Residencia Internacional (para la creación científica y cultural)

Las acciones anteriores precisan un espacio de estancia y de encuentro. Dicho espacio debería estar situado en el centro cultural más apropiado, que por cercanía con el resto de infraestructuras podría ser La Laguna, si bien no resultaría incompatible la existencia de varias localizaciones, de acuerdo con las diferentes necesidades. Incluso, la oferta de las casas ecológicas del ITER, podrían constituir una solución complementaria.

En cualquier caso, la residencia internacional debería ser un espacio cultural en sí mismo, que favoreciese la comunicación y la interacción entre los diferentes habitantes de la misma –estudiantes de primera enseñanza e investigadores avanzados, escritores y bioquímicos, filósofos y físicos, europeos y africanos-, de manera que la propia convivencia constituyera un valor en sí misma, y fuera la base para la creación y la difusión del conocimiento en su versión más universal y genuina.

6) Un lugar para la comunicación (científica y cultural)

Tenerife ya dispone de estructuras apropiadas para los grandes eventos científicos (congresos de grandes sociedades, ferias, etc.), pero sin embargo, no es así con los congresos monográficos o los talleres más focalizados, para los que se necesitan espacios diversificados, con salas complementarias que permitan albergar tanto a 30 como a 100 personas.
También es La Laguna el lugar apropiado como ciudad cultural e innovadora, para centralizar este proyecto, a través del acondicionamiento de edificios con esta finalidad.

Espacios, medios audiovisuales específicos, sala de prensa, etc., en el mismo espacio físico y en un entorno agradable, que invite a llevar a cabo esas actividades sin necesidad de grandes desplazamientos y en plena zona universitaria.
Si se dan las condiciones de conexión y transporte adecuadas, si existen espacios atractivos y asequibles de residencia temporal, si se dispone de las estructuras idóneas para la organización de eventos de tamaño medio –normalmente, los más productivos-, los investigadores de todo el mundo viajarán a Tenerife entusiasmados, al saber que van a disfrutar de un paisaje privilegiado y unas condiciones adecuadas para la comunicación entre ellos.

7) Exposición permanente (de creaciones artísticas de vanguardia)

Como complemento a los espacios existentes, Tenerife debería disponer de un espacio específico para la producción de los talentos más jóvenes de todo el mundo -es decir, con un componente significativo de internacionalización-, que permitiese presentar las creaciones más innovadoras, las más transgresoras y rupturistas, las más atrevidas. Ello serviría, además, como motor de la actividad artística que se realice en Canarias, facilitando su promoción, su contacto y su fusión con la que se esté realizando en el resto del mundo.

Se trata de una propuesta de largo alcance, que no puede funcionar sin un estudio apropiado y sin el trabajo de un equipo de profesionales diverso y complementario, para fundamentar la estrategia de desarrollo en las potencialidades reales, analizadas por expertos externos, y para lo cual es necesaria una fuerte inversión, tanto pública como privada.
Una estrategia de desarrollo como la propuesta en esta idea otorgaría, según el visionario, una gran visibilidad y posicionamiento internacional de Tenerife en pocos años, capaz de resistir crisis económicas, adaptarse a os ciclos, y contribuir a la creación y difusión de conocimiento y cultura como un valor en sí mismo.

Fortalezas y debilidades

Puntos fuertes de la idea

A continuación destacamos algunas de las fortalezas y aspectos positivos de la idea planteada, que repercutirían positivamente en su viabilidad:

  • El desarrollo de la estrategia a nivel insular, permitiría recuperar edificios antiguos, rehabilitarlos y acondicionarlos para ponerse a disposición como la infraestructura necesaria para la realización de las acciones propuestas, ya que se requiere de la adecuación de varios espacios donde desarrollar, por ejemplos, laboratorios, centros de formación e innovación, residencias de estudiantes, lugares de exposición, etc.
  • La definición de la estrategia y su consolidación en la isla de Tenerife, potenciaría la creación de infraestructuras específicas para el desarrollo de la ciencia y la cultura.
  • Promoción y difusión de la isla de Tenerife como un destino para el turismo científico y cultural, a nivel nacional e internacional, abriendo nuevos nichos de mercado, más allá del turismo de sol y playa.
  • El desarrollo de esta estrategia propicia espacios de intercambio de conocimiento y de innovación científica y cultural, repercutiendo en un avance de la sociedad, y posicionando a Tenerife con una imagen moderna e involucrada en la mejora de la calidad de vida de las personas.
  • La conectividad de la isla de Tenerife con Europa; más de 1500 vuelos directos semanales a las principales ciudades europeas, siendo la 3ª localidad de España en transporte marítimo de mercancías.

Puntos débiles de la idea

Existen una serie de puntos débiles o riesgos a tener en cuenta a la hora de determinar la viabilidad de la propuesta, que repercuten negativamente en que se pueda aplicar con éxito, y que se mencionan a continuación:

  • La ausencia de conexión a través de vuelos directos con países como EEUU, potencial emisor de este tipo de turismo científico y cultural.
  • La no existencia de un equipamiento adecuado, y acondicionado como tal, para albergar la residencia/alojamiento de los equipos de investigación visitantes.
  • La ausencia de un espacio adecuado para desarrollar conferencias en el norte de la isla.
  • El desarrollo de una estrategia como la propuesta, es de una envergadura tal que requiere de la coordinación y colaboración entre las diferentes entidades públicas y privadas, para su impulso y desarrollo a largo plazo.
  • Además de la colaboración entre entidades, para poder implementarse correctamente una estrategia como la propuesta, es necesario realizar un esfuerzo importante para su financiación, y asegurar la disponibilidad de fondos a largo plazo, y como mínimo durante los primeros cinco años.
Envía a un amigo


volver a todos los seleccionados